¿Qué son las tarjetas de proximidad?

Las tarjetas de proximidad para Control de Accesos, son tarjetas inteligentes “sin contacto” que permiten la lectura a una distancia entre 5 y 10 cm del lector, sin necesidad de que el usuario la saque de su cartera. No es necesario que la tarjeta se inserte en el lector ya que se comunica por radiofrecuencia, de esta manera, no se produce ningún desgaste por rozamiento, ni en la tarjeta ni en el lector, lo que garantiza una gran durabilidad de todos los elementos. Las tarjetas de proximidad tampoco pierden la codificación como puede pasar con las de banda magnética, por lo que su vida útil es indefinida pudiéndose reconfigurar y reutilizar para nuevos usuarios siempre que sea necesario.

llavero o tag de proximidad

Las tarjetas de proximidad se utilizan en los sistemas de Control de Acceso, es muy habitual que se utilicen en gimnasios y oficinas, por la facilidad para asignar o denegar permisos por usuarios, zonas, horarios etc. Por ejemplo, a los usuarios de un gimnasio que paguen que sólo paguen cuota para utilizar las instalaciones por las mañanas, se puede denegar el acceso el resto de las horas. Cada día es más frecuente encontrar sistemas de Control de Acceso con tarjetas de proximidad en las Comunidades de Vecinos, tanto para los accesos de los vehículos (garajes) como en los accesos peatonales (portales) por el gran número de ventajas que ofrecen a los usuarios y su seguridad.

Contáctanos

 

 

Características de la Tecnología de Proximidad


  • El uso de tarjetas de proximidad en los Sistemas de Control de Accesos es el más indicado por su alto nivel de seguridad, su gran durabilidad y su velocidad de lectura.

  • Su nivel de seguridad es máximo. Las tarjetas de proximidad no pueden duplicarse en una ferretería o cerrajería como sucede con la mayoría de llaves o mandos de garaje del mercado.

  • Cada tarjeta dispone de un código distinto, está vinculada a un único usuario y configurada con una serie de permisos (acceso a trasteros, piscina, garaje…).

  • Si una tarjeta se pierde, no es necesario cambiar ningún bombín en las puertas de acceso (con el coste que esto supondría…), bastaría con anular esa tarjeta, un proceso que puede hacerse en remoto sin necesidad de disponer físicamente de la tarjeta. También en remoto pueden activarse o cancelarse los permisos de los usuarios.
     
  • Al no producirse ningún contacto con el lector, la vida útil de una tarjeta de proximidad para Control de Accesos es muy larga, pudiéndose reutilizar y reconfigurar para nuevos usuarios siempre que sea necesario.

 

tarjetas de proximidad para Control de Accesos

Su formato más estándar es en forma de tarjeta de crédito, lo que permite llevarla cómodamente en la cartera, pero existen otros muchos formatos de proximidad como:

  • "Tags" o llaveros de proximidad: pueden usarse con las llaves de casa, son muy resistentes y muy utilizados en Comunidades de Propietarios, tanto en los accesos peatonales como en los accesos a garajes a través del vehículo.
     
  • Pulseras y brazaletes de silicona: son resistentes al agua, perfectos para gimnasios, piscinas, cruceros etc.