Consejos de Seguridad para evitar que roben tu coche

En España se roban cada año unos 135.000 vehículos al año, esto supone que cada 4 minutos un vehículo es robado en nuestro país. De estas alarmantes cifras un 80% se corresponde a robos de turismos mientras que sólo un 20% se corresponde al robo de furgonetas y vehículos comerciales.

Los modelos de coche más codiciados por los ladrones son el Seat Ibiza, el Seat León, el  Volkswagen Golf, el BMW Serie 3 y el Citroën Xsara, por lo que recomendamos tener especial cuidado a los propietarios de vehículos de estos modelos.

Territorialmente, la Comunidad con mayor índice de robo de vehículos es Madrid, seguida por Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana. Entre las ciudades con mayor incidencia de este tipo de delitos están Parla, Fuenlabrada, Sevilla y Dos Hermanas.

Durante la crisis del Covid-19 y los confinamientos domiciliarios y perimetrales, en términos globales, ha descendido la criminalidad. Sin embargo, el robo de vehículos, junto con los robos en segundas residencias y la ocupación, se han incrementado notablemente.

Además del robo de vehículos muchos hemos sufrido el robo de piezas de nuestro coche, bien como un acto vandálico o para su reventa.

Los catalizadores de los coches son elementos propensos a sufrir robos, ya que en su interior contienen metales altamente valiosos como son el platino, el paladio y el rodio. Estas piezas suelen ser sustraídas por bandas especializadas, que eligen aparcamientos con muchos coches pero poco transitados, como pueden ser los de las estaciones de tren o autobús, para perpetuar muchos robos en una misma noche y que así resulte rentable.

Otro de los elementos más frecuentemente robados en los coches son las baterías, ya que contienen plomo, un valioso material que se paga a casi un euro el kilo. Las baterías robadas son vendidas a chatarrerías no autorizadas para su fundición.

Para robar las baterías los ladrones frecuentemente fuerzan la puerta del copiloto para acceder al coche, abren el capó y arrancan la batería, aunque en algunos modelos como en los Citröen C5 ni siquiera hace falta abrir el coche para acceder al capó.

De manera más puntual, y como acto próximo al vandalismo, otros elementos comúnmente sustraídos de los coches son emblemas, antenas de radio, limpiaparabrisas y espejos retrovisores, en estos casos puede que el daño que el ladrón cause en el vehículo exceda al precio del elemento en sí.

Contáctanos

 

Acepto los términos y condiciones

 

7 consejos de seguridad para proteger mi vehículo.

Después de nuestra casa, nuestro coche suele ser nuestra propiedad más valiosa, y en vista de las alarmantes cifras de robo de vehículos en España, y robo de piezas para su venta en el mercado negro, os damos una serie de consejos para proteger este bien tan preciado a la par que en muchos casos necesario:

Garaje con Sistema de Seguridad

1. Procura no aparcarlo en la calle: Siempre que sea posible, será más seguro aparcar tu vehículo en tu plaza de garaje.Sin embargo, al contrario de lo que la gente suele pensar, también suceden robos de vehículos y piezas para el mercado negro en los garajes de las comunidades de vecinos, por lo que es importante que el garaje cuente con medidas de seguridad, como el control de accesos.
Si vas a algún lugar que no conoces, o cuyas calles están oscuras, poco transitadas, o sabes que en esa zona hay altos índices de delincuencia, valora aparcar tu coche en un parking privado, ya que este gasto te puede ahorrar un disgusto mayor.

Elige donde aparcar

2. Elige dónde aparcar tu vehículo: Si debes estacionar tu vehículo en la calle es más seguro aparcarlo en línea, uno detrás de otro, que en batería o perpendicular a la calle. Al aparcarlo de esta manera es más probable que el ladrón quede expuesto a la vista de los viandantes o los coches patrulla.
Si por el contrario vas a aparcarlo en un parking público, elige aquellas plazas más cerca de la puerta de acceso o del puesto de vigilante.

Comprueba que esté bien cerrado

3. Comprueba que tu coche está bien cerrado: Cuando hagas una parada, por breve que sea, si bajas del coche debes apagar el motor, quitar las llaves y cerrar tu vehículo.
No está de más comprobar que los pestillos están bajados, en caso de que tu coche aún los tenga, o tirar de una de las puertas para comprobar que el coche está cerrado. Estas comprobaciones son especialmente importantes en los coches con mando a distancia, ya que los inhibidores de radiofrecuencia pueden provocar que tu coche quede abierto.

Circula con el coche bloqueado

4. Circula con las ventanillas cerradas: Cuando viajes por ciudad, especialmente por zonas poco transitadas, desconocidas o peligrosas, circula siempre con las ventanillas cerradas y las puertas bloqueadas.
Sin embargo, no bloquees la puerta si dejas tu coche con alguien en el interior del vehículo, ya que esta medida de seguridad antirrobo podría dejar a esa persona atrapada en el vehículo ante una situación de emergencia.

No dejes objetos a la vista

5. Nunca dejes objetos a la vista: Cuando aparques tu coche, aunque sea en tu plaza de garaje, evita dejar objetos a la vista. No nos referimos sólo aquellos de valor, es mejor no dejar nada a la vista.
Una mochila escolar, una carpeta con documentos o una funda de las gafas de sol pueden ser un reclamo para que los ladrones rompan la ventanilla y sustraigan lo que hay en tu coche, ya que desconocen el valor de lo que puedan contener.

No dejes las llaves del coche en el garaje

6. No dejes las llaves del garaje en el coche: Si vives en un chalet los ladrones podrían acceder directamente a la vivienda a través del garaje. Tampoco es aconsejable dejarlas si aparcas en el garaje de una comunidad de vecinos.
Por estos motivos tampoco debes guardar dentro del coche documentos en los que se especifique la dirección de tu vivienda.

No des pistas en las Redes sociales

7. No des pistas de tu ubicación en las redes sociales: Si tienes un coche nuevo o de gama media-alta, atractivo para los ladrones, evita publicar en las redes sociales tu día a día. Especialmente evita subir fotografías de los sitios a los que te has desplazado con tu coche cuando aún estás ahí, o hacer publicaciones en las que compartas tu ubicación.

¿Cómo puedo proteger mi coche cuando está aparcado en el garaje?

¿Cómo puedo proteger mi coche en el garaje comunitario?

5 Medidas de seguridad para proteger tu garaje comunitario:

Aunque tendemos a pensar que nuestro coche estará a salvo si lo aparcamos en el garaje de la comunidad de propietarios, debemos tener en cuenta que en los últimos tiempos han aumentado los robos de vehículos en garajes comunitarios, a los que los ladrones acceden aprovechando cualquier descuido o burlando las medidas de seguridad si estas son insuficientes.

Os aconsejamos las siguientes medidas de seguridad para garajes en comunidades de vecinos:

 
 

1. Controlar el acceso de vehículos con dispositivos de alta seguridad:

Hoy en día para acceder a cualquier garaje comunitario, es necesario utilizar un dispositivo, pero no todos son igual de seguros. Las llaves magnéticas son el sistema más inseguro para acceder al garaje, ya que una misma llave magnética podrá abrir varios garajes.

Dentro de los mandos de garaje hay varios tipos que entrañan diferente nivel de seguridad. Los mandos convencionales no son la opción más segura ya que son fáciles de copiar, por el contrario, los mandos de alta seguridad, como los que incorporan los Sistemas de Control de Accesos de Prevent, proporcionan un alto nivel de seguridad al tratarse de dispositivos cifrados y personalizados.

 
 
 

2. Identificar quién entra al garaje de la comunidad:

La alta rotación de propietarios o inquilinos de plazas de garajes, o la pérdida o robo de los mandos de garaje, puede comprometer la seguridad de tu garaje comunitario, por eso es importante identificar a los usuarios que acceden al garaje.

Hay varias formas de identificar a todo aquel que accede a un garaje comunitario. Por ejemplo, contar con un sistema de videovigilancia que permita la lectura de matrículas, o contar con un Sistema de Control de Accesos con mandos o tarjetas personalizadas que permitan dar de alta o baja los dispositivos de manera inmediata, pudiendo anular dispositivos por pérdida o robo, o por rotación de usuarios..

 
 
 

3. Securizar los accesos peatonales del garaje a la comunidad:

A menudo, en las comunidades de propietarios el acceso de vehículos es el mismo que el de la zona de trasteros donde los vecinos guardan objetos, algunos de gran valor, y a su vez está conectado con el acceso a las viviendas. Por eso un ladrón que se cuele por el acceso a vehículos podría acceder también a otras propiedades.

Existen sistemas de control de accesos con dispositivos de proximidad que nos permitirán identificar a las personas que accedan a la comunidad de vecinos desde el garaje presentando el mismo dispositivo que en la puerta de acceso al garaje, además se podrán conceder permisos personalizados a cada usuario, permitiendo acceder a las viviendas o trasteros sólo a los residentes y usuarios de estas zonas.

 
 
 

4. Esperar a que se cierre la puerta del garaje antes de entrar:

Una manera de evitar las intrusiones en el garaje de tu comunidad de vecinos es que todos los usuarios que entren o salgan del garaje esperen a que se cierre la puerta para asegurarse de que no entra nadie tras de sí.

Si a causa de las prisas, nosotros o nuestros vecinos solemos olvidar esta medida de seguridad, podemos instalar un Control de Accesos con función anti passback, que denegará la salida del garaje a los usuarios que no hayan registrado la entrada.

 
 
 

5. Contar con sistemas de videovigilancia:

Otra manera de evitar intrusiones en el garaje para robo de vehículos y piezas es el uso de cámaras de videovigilancia. Una de las principales ventajas de esta solución de seguridad es su gran poder disuasorio.

Además, las cámaras de videovigilancia también captarán si uno de los usuarios con acceso al garaje perpetúa algún acto vandálico o produce daño intencional o accidental en los vehículos de sus vecinos.

 

5 Medidas de seguridad que puedes implementar en tu vehículo.

Consejos de seguridad para evitar el robo de coches.

Hay algunos dispositivos económicos que puedes colocar directamente en tu coche, y que pueden servir de medida disuasoria para los ladrones de vehículos, o ayudarte a recuperar tu coche una vez ha sido robado:

1. Barra antirrobo para el volante:

Son dispositivos que pueden ser neutralizados por los ladrones en pocos minutos, sin embargo, ese tiempo adicional aumenta la probabilidad de que el delincuente sea descubierto mientras está perpetrando el robo.

Por eso es frecuente que los ladrones desistan y pasen al siguiente coche que no tenga este dispositivo instalado. 

Instalación de barra antirrobo

 

Instalación de alarmas antirrobo

2. Alarmas antirrobo:

Hay coches nuevos que la traen de serie o como un extra que se añade de fábrica, si no es tu caso también puedes instalarla en puntos oficiales o tiendas de repuesto.

Estas alarmas pondrán a los ladrones en fuga, ya que implican una inminente llamada a la policía. Las alarmas más recomendables son las voltométricas, ya que alertarán si los ladrones están intentando llevarse tu coche con una grúa.

 

3. Sistema cortacorrientes:

Es un dispositivo físico que interrumpe la corriente desde la batería del coche. Puede activarse mediante un discreto botón en el salpicadero o situarse directamente en la batería del coche.

Aunque este sistema antirrobo sea altamente eficaz, puede no ser lo más cómodo para un coche que utilices a diario, además de no ser positivo para los sistemas electrónicos de un coche moderno.

Instalar sistema cortacorrientes

 

Graba matrícula de tu coche

4. Graba la matrícula de tu coche:

Grabar la matrícula de tu coche en los cristales o en otras partes del coche no protegerá tu coche en caso de que el objetivo del robo sea la venta por piezas o el alunizaje, sin embargo, servirá para mantener tu coche identificado si los ladrones pretenden cambiar la placa de la matrícula y utilizarlo para la reventa.

 

5.- Coloca un localizador GPS en tu coche:

Este sistema puede ayudarte a localizar tu vehículo robado, dándote información de su ubicación o el último paradero en caso de que se encuentre en un lugar donde no llegue la cobertura.

Los sistemas de geolocalización más avanzados, desarrollados específicamente para la seguridad, podrán mediante un aviso a la central bloquear tu vehículo robado..

Coloca un localizador GPS