¿Qué es el Servicio de Rondas de Video Vigilancia virtuales?


El Servicio de Vigilante Virtual, es un sistema de máxima seguridad utilizado por entidades bancarias que ahora gracias a las nuevas tecnologías está al alcance de las Comunidades de Propietarios, empresas y pequeño comercio.

videovigilancia camaras de seguridad

Este innovador servicio permite realizar, en tiempo real, rondas de video vigilancia virtuales en las zonas a proteger. La Central Receptora de Alarmas verifica la situación a través de las Cámaras de Seguridad instaladas para reforzar la seguridad de las infraestructuras, de forma más eficiente y con un menor coste que si las rondas las realizara un vigilante físico, ofreciendo un mayor nivel de seguridad.

Con cada ronda, se comprueba de forma inmediata la ausencia de incidencias y la labor de vigilancia se realiza en menos tiempo que con las rondas físicas y con mayor información, debido al amplio campo de visión de las cámaras, lo que permite -en caso de alerta- gestionar rápidamente la intervención de los servicios de seguridad correspondientes, ya sea la policía, bomberos, protección civil o servicios sanitarios. De este modo, cuando los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad actúan, disponen de información detallada para poder hacerlo de forma más eficaz.

En pleno siglo XXI la alta tecnología ha dejado de ser un privilegio exclusivo de militares y grandes empresas y se ha convertido en un derecho de todo ciudadano, independientemente de su poder adquisitivo.




 

Contáctanos

 

Newsletter

Suscríbete a nuestras newsletter

 

"El verdadero progreso es el que pone la tecnología al alcance de todos."

HENRY FORD

 



Ventajas de las rondas de video vigilancia respecto a las rondas físicas:


  • Las rondas virtuales permiten realizar la vigilancia remota en menos tiempo que una ronda física, con mayor información debido al amplio campo de visión de las Cámaras de Seguridad.
  • Mayor capacidad de reacción al disponer de más y mejores medios para interactuar con los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado y los servicios de urgencia.
  • Mayor seguridad para todos, porque la integridad física del vigilante no se ve comprometida o amenazada.
  • El cliente puede escoger si las rondas virtuales deben efectuarse de forma planificada y periódica o aleatoriamente en cualquier momento del día o de la noche, adaptándose a los horarios y necesidades de la instalación a proteger y proporcionando un nivel de información muy amplia en tiempo real.
  • En caso de alerta, los operadores de la Central de Alarmas disponen de información detallada acerca de la situación y están preparados para tomar las decisiones adecuadas en cada caso, gestionando la intervención de los servicios de seguridad correspondientes, ya sea la policía, bomberos, protección civil o servicios sanitarios. De esta forma, cuando los cuerpos de seguridad actúan, disponen de información vital para poder hacerlo de forma más eficaz.
  •  La Central Receptora de Alarmas no puede ser amenazada, ni sobornada para impedir su intervención.