¿Para qué sirven las cámaras de vigilancia en una Comunidad de Propietarios?


¿Para qué sirven las cámaras de vigilancia en una Comunidad de Propietarios?
Prevent Security Systems    19/09/2017

En muchas ocasiones, los propietarios justifican la “no instalación” de cámaras de seguridad en la finca porque no han tenido nunca problemas de seguridad… La principal función de la videovigilancia en las Comunidades de Propietarios es la seguridad, la prevención y disuasión de delitos (robos, agresiones, venta de droga, prostitución…) y ha demostrado ser el sistema más eficaz para tal fin, pero su utilidad no reside sólo en la seguridad, hay otra serie de funciones muy importantes que cumplen los sistemas de videovigilancia 

Mejorar la convivencia entre vecinos
Es el principal motivo por el que las Comunidades de Propietarios instalan sistemas de videovigilancia en sus zonas comunes. Gracias a la presencia de las cámaras de seguridad los inquilinos se muestran más cívicos y respetuosos con las instalaciones y se solucionan problemas habituales como la suciedad, pintadas, coches rayados, utilización de las instalaciones fuera de las horas de apertura (pádel, piscina…) y un largo etcétera.  

Recurrir multas
Cuando se habla de videovigilancia en Comunidades de Propietarios y garajes, en lo último que se piensa es en que puedan servir para recurrir multas, pero es algo mucho más habitual de lo que pensamos… En ocasiones, han llegado multas por aparcamiento a propietarios que ése día y a esa hora tenían su vehículo perfectamente aparcado en la plaza de garaje de su Comunidad de Propietarios. Gracias a las grabaciones de las cámaras de seguridad, han podido demostrar que su coche no se encontraba en el lugar de la infracción (en ocasiones incluso en otras provincias) y han podido recurrir la multa.   

Ayuda a la investigación en caso de siniestro
Las cámaras de seguridad no ayudan sólo en la investigación de delitos o en la lucha contra el terrorismo como hemos podido comprobar durante las últimas semanas. También son fundamentales en caso de un siniestro dentro de la Comunidad de Propietarios. Las grabaciones aportan pruebas a la hora de investigar un siniestro como puede ser una explosión de gas, un incendio, inundación, derrumbe del edificio… Gracias a estas, los peritos pueden establecer las causas del siniestro, su origen, posibles negligencias etc.    

Control laboral
La instalación de cámaras de seguridad en Comunidades de Vecinos también permite el control laboral de los empleados de la finca como conserjes, jardineros, limpieza, personal de mantenimiento etc. Garantizando el cumplimiento de sus obligaciones y deberes como cumplir los horarios de entrada y salida, realizar las rondas establecidas, el desempeño de sus funciones según procedimiento etc. En caso de incumplimiento de contrato por parte de los trabajadores, la Comunidad de Propietarios podrá imponer sanciones disciplinarias o despido procedente amparándose en la legislación y la validez de las grabaciones como prueba judicial.

Desmontar falsas denuncias
Gracias a las cámaras de seguridad situadas en zonas comunes de la finca como los portales o los garajes, se pueden “desmontar” falsas denuncias y acusaciones, como por ejemplo en los casos de violencia de género, acoso o rencillas entre vecinos.

Descubrir estafas
Las estafas a los seguros y empresas están a la orden del día. Las cámaras de seguridad sirven de gran ayuda a los peritos de las compañías de seguros para descubrir estafas en los daños a vehículos, falsos siniestros, bajas laborales, robos simulados en las viviendas etc.  

Ahorro de costes
La instalación de cámaras de seguridad en las Comunidades de Propietarios reducen costes por roturas, desperfectos, limpieza y mantenimiento global de la finca al disminuir los actos vandálicos y las actitudes incívicas. Además, reducen los partes al seguro de la finca y son una garantía de seguridad, lo que puede traducirse en una rebaja en la prima del seguro. 

Evitar la ocupación ilegal de las viviendas
Las cámaras de videovigilancia también son una buena solución a uno de los mayores problemas con los que se enfrentan muchas Comunidades de Propietarios en la actualidad: la ocupación ilegal (los condenados por delito de usurpación se han multiplicado por siete desde el año 2008). Son un elemento disuasorio y si además se encuentran conectadas con una Central Receptora de Alarmas, el operador podrá dar aviso en tiempo real a las fuerzas de seguridad en caso de allanamiento o usurpación. Además, si los intrusos llegan a ocupar la vivienda pero no se ha superado el plazo de 48 horas, las grabaciones servirán como prueba para demostrar que no se ha superado dicho plazo y la policía podrá desalojarles sin necesidad de orden judicial.

Evitar los pisos turísticos ilegales y otras actividades ilícitas en las viviendas
Las grabaciones de las cámaras de seguridad sirven como prueba para demostrar la existencia de pisos turísticos ilegales en la finca además de otras actividades ilícitas como pueden ser las viviendas utilizadas como prostíbulos, talleres clandestinos, negocios ilegales etc. En caso de que las viviendas destinadas al uso turístico sí cumplan con normativa, las cámaras de seguridad evitarán los actos incivilizados por parte de sus inquilinos evitando los conflictos con el resto de vecinos.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión