Acciones por las que el okupa puede poner denuncia a un propietario

¿Cómo evitar una denuncia de un okupa al propietario de la vivienda?


okupa denuncia a propietario
Prevent Security Systems    16/08/2021

En los últimos cinco años los delitos de ocupación ilegal de vivienda se han disparado, tanto es así que a la preocupación por sufrir un robo durante las vacaciones se le ha sumado el miedo de, al ir a veranear a nuestra casa de la playa o el pueblo, encontrárnosla ocupada, o aún peor, encontrar nuestra vivienda habitual okupada al volver de vacaciones.

Sin embargo, este temor no está del todo justificado ya que los okupas profesionales evitarán allanar una vivienda habitual, ya que es un delito más grave que el de usurpación de un inmueble vacío con penas mucho mayores. Además, para garantizar una permanencia prolongada deberán justificar que el inmueble ocupado es su morada, lo que será más sencillo en una casa vacía.

En el momento en que el okupa toma posesión de la vivienda y puede demostrar que es su morada, estará amparado por la inviolabilidad del domicilio, establecido en el artículo 18 de la constitución, siendo un derecho que prevalece sobre el derecho a la propiedad privada. No podrán acceder a la vivienda ni el propietario ni siquiera la policía a no ser que haya una orden judicial, o se produzca un delito flagrante.

En este momento el okupa podría poner una denuncia al propietario si entrara en la vivienda o si realizara cualquier acción que implicara amenazas, violencia o intimidación para recuperar su inmueble.

Ocupación Ilegal Viviendas

Por eso, nuestras soluciones contra la ocupación ilegal, basadas en la videovigilancia y el control de accesos en las Comunidades de Propietarios o urbanizaciones y las alarmas para las viviendas se centran en la prevención de estos delitos.

¿Qué puede pasar si tomamos la justicia por nuestra mano?

En Prevent recomendamos dejar estos casos en manos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ya que enfrentarnos personalmente a los okupas puede traernos consecuencias muy negativas.

En primer lugar, y aunque vernos temporalmente privados del uso de nuestra vivienda con todas las pertenencias que haya dentro sea una situación muy injusta y frustrante, debemos recordar que nuestra integridad física debe ser lo más importante. Puede que los okupas sean peligrosos, algunas organizaciones criminales ocupan inmuebles en los que desarrollan actividades criminales como venta de droga o trata de personas. Un enfrentamiento personal con ellos nos puede dejar en una situación muy vulnerable.

Además, “tomarnos la justicia por nuestra propia mano” frente a los okupas, constituye un delito por realización arbitraria del propio derecho contemplado en el artículo 455 del Código Penal, que implica una actuación fuera de las vías legales empleando violencia, intimidación o fuerza.

Cometer este delito justificaría que el okupa fuera quien ponga una denuncia al propietario.

En casos de ocupación ilegal de viviendas no podríamos alegar defensa propia ya que existen mecanismos legales y legítimos para actuar frente a estos delitos, por lo que no habría necesidad racional del medio empleado.

Motivos por los que un okupa podría denunciar al propietario de la vivienda:

Si un propietario actuara por su cuenta y sin recurrir a los mecanismos legales en caso de producirse una ocupación ilegal, estará cometiendo un delito de realización arbitraria, pero además podrá estar cometiendo otros delitos como coacción, intimidación, amenazas o vulneración de la protección de datos. A continuación, os damos una lista de acciones a evitar siendo propietario si no quieres que el okupa pueda ponerte una denuncia.

1. Si el propietario accede al piso:

Si eres víctima de una ocupación ilegal de vivienda probablemente sientas la necesidad de entrar en casa a comprobar su estado e instar a los okupas a abandonarla inmediatamente.

El inmueble okupado sigue siendo tuyo en propiedad, sin embargo, si el okupa puede justificar que es su morada, la posesión será temporalmente suya, por lo que si entramos en la vivienda estaríamos cometiendo allanamiento. Este es uno de los casos en el que el okupa puede poner una denuncia al propietario.

2. Si el propietario cambia la cerradura:

Una opción que parece menos peligrosa que entrar en la vivienda con los okupas dentro, es esperar a que salgan del inmueble en algún momento para acceder a él con nuestra propia llave o con ayuda de un cerrajero y cambiar la cerradura.

Pero hacer esto también se podría considerar un delito de coacción además de allanamiento de morada, por lo que el okupa podría poner una denuncia al propietario:

3. Si el propietario corta los suministros:

Pagar los suministros de una vivienda que no puedes utilizar puede resultarte ilógico, sin embargo, cortar los suministros de la vivienda se puede considerar una táctica de presión, que se consideraría delito de coacción recogido en el artículo 172 del código penal.

Aunque esto sea totalmente injusto, cortar los suministros podría ser un motivo por el que el okupa ponga una denuncia a un propietario.

4. Si el propietario o los vecinos agreden o amenazan a los okupas:

Perder los papeles en una situación así no es difícil, y menos si tienes que ver a los okupas en rellanos y zonas comunes del edificio, sin embargo, si amenazas o causas alguna lesión a los okupas puedes tener que pagar cuantiosas multas o incluso podrías ir a la cárcel.

Esto también es aplicable a las protestas vecinales contra los okupas, cuando hay intimidación o se dañan sus pertenencias, en este caso un okupa podría denunciar al propietario del inmueble o a cualquier vecino que actuara contra él.

5. Si el propietario expone a los okupas públicamente:

Hoy en día, es común que compartamos parte de nuestra vida en redes sociales, y a veces a través de ellas podemos encontrar ayuda de nuestros amigos o incluso de desconocidos en ciertas situaciones.

Pero si vas a contar lo que te ha pasado por redes sociales deberás tener cuidado con no publicar datos personales de los okupas, quienes podrían poner una denuncia al propietario por exponer sus datos o dañar su imagen.

Aunque la ocupación ilegal de nuestra vivienda pueda convertirse en una auténtica pesadilla debemos de recordar que vivimos en un estado social y democrático de derecho, y que estamos sometidos a unas leyes, y en caso de ser víctimas de un delito debemos acudir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a interponer una denuncia. Actuar desde la ira o la venganza no tiene cabida ni siquiera en estas situaciones.

Además, contratar sistemas de seguridad con una empresa homologada puede evitar que los ladrones y okupas escojan tu vivienda como objetivo, por su poder disuasorio.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión