Narcopisos ¿Cómo pueden evitarlos los propietarios y los vecinos?

Qué son los narcopisos y qué puede hacer una comunidad de propietarios frente a ellos


Narcopisos
Prevent Security Systems    19/10/2021

Según el INE, en España hay más de 25 millones de casas, de las que 3,4 millones están vacías, esto supone que del parque total de viviendas un 13,7% están cerradas .  De esta forma, los narcos tienen una gran variedad de pisos para elegir en el barrio que más les interese.

Por ejemplo, el Raval en Barcelona o Puente de Vallecas en Madrid, entre otros barrios de estas grandes ciudades, llevan años siendo el centro neurálgico de narcotraficantes que no sólo deambulan por las calles, sino que también ocupan pisos para vender drogas y captar clientes.

Pero, ¿qué son exactamente y cómo funcionan los narcopisos? ¿Qué pueden hacer los vecinos al respecto para vivir seguros en su barrio y tranquilos en sus propias casas?

¿Qué son los narcopisos?

Los narcopisos abastecen de cocaína, heroína, marihuana y en definitiva de todo tipo de drogas, aunque estas son las más comunes. Estas drogas están ya listas para su consumo, por lo que muchos se la inyectan o fuman allí mismo.

Ante esta situación, la Policía Nacional y la Guardia Civil cada vez se ven obligadas a intervenir nuevos pisos.  Las autoridades sostienen que desde primeras horas de la mañana ya hay una veintena de clientes y estiman que al día hagan una caja de 10 mil euros.

Según las autoridades, los vendedores de drogas hacen dos turnos de 12 horas y la droga llega al piso de forma frecuente durante la jornada.

Algunos pisos cuentan con puertas blindadas y cámaras acorazadas.

Como dato curioso, en los últimos tiempos, en una operación policial se encontró en uno de los pisos armas blancas y un datáfono. El pago con tarjeta se baraja que es una forma de blanquear dinero o que se utilizaba para evitar el contacto físico en tiempos de pandemia.

¿Qué medidas puede tomar el propietario frente a un narcopiso en su vivienda?

Hay varias actuaciones que se pueden tomar legalmente para acabar con esta situación de los narcopisos, dependiendo de si eres propietario de un piso ocupado o alquilado donde se vende droga o si eres un vecino del edificio.

Si eres propietario de una vivienda que es ocupada para vender droga, estas son las acciones que debes tomar para facilitar su desalojo:

  • En primer lugar se deberá interponer una denuncia a la policía, aportando todas las pruebas posibles de que los okupas están realizando  actividades ilegales en tu vivienda.
  • Después se deberá interponer una demanda judicial , para conseguir una orden de desalojo, para ello contaremos con dos vías:
    1. La Vía Civil: la ventaja de recurrir a esta vía es que para poner la demanda no hará falta identificar a los okupas, lo que sí debemos es probar la titularidad de la vivienda mediante un documento oficial como el contrato de contraventa
    2. La vía Penal: dará lugar a un proceso más lento, ya que en primer lugar, habrá que dirigir la denuncia contra personas concretas, lo que obligará a investigar la identidad de los okupas, además estos procedimientos deberán realizarse en varias fases en las que intervendrán diferentes juzgados.
  • Durante el proceso no deberás cortar los suministros a los okupas, ya que podrás poner la ley en tu contra por un delito de coacciones, además, los okupas harán cualquier cosa para mantenerse en la vivienda, como engancharse a los suministros de la comunidad para tener agua y luz, o realizar hogueras dentro de la vivienda para calentar en invierno, esto deteriorará la casa y pondrá en peligro a los vecinos.

Cuando se ocupan viviendas de grandes promotores inmobiliarios o entidades financieras, a veces tardan en enterarse de que la vivienda ha sido ocupada y una vez son informados actúan con dejadez. En estos casos, la denuncia de los propietarios por la realización de actividades molestas, nocivas, insalubres o prohibidas, será clave para el desalojo.

Si eres propietario, y tus inquilinos se dedican a la venta de droga, estas son algunas recomendaciones a seguir:

  • Debes tener constancia de la actividad ilegal y para ello hay que recabar pruebas de las personas que trafican en tu vivienda si tienes un contrato de alquiler. Este tipo de pruebas pueden ser testimonios, vídeos o fotografías de las personas entrando y saliendo, así como hablar con los vecinos para que denuncien a la policía. También el propietario puede denunciar la actividad ilegal.
  • Debes enviar un burofax al inquilino una vez que sepas que se está incumpliendo el contrato con la realización de actividades ilícitas.
  • Si después de esto, no deja la vivienda, hay que acudir a la vía judicial y ponerle una demanda para la finalizar el contrato solicitando su lanzamiento, es decir, que sea expulsado. Además, se podrá solicitar una indemnización por el tiempo que se ha quedado sin la autorización del propietario. Esta cantidad normalmente coincide con el importe del alquiler mensual hasta la fecha.

Muchos propietarios alquilan sus pisos y se despreocupan de sus viviendas. Incluso en algunos casos llegando a obviar las quejas recibidas de los vecinos. Lo que hace más difícil la situación.

¿Y qué pasa cuando eres un vecino y en tu edificio hay narcopisos?

Estos son los pasos que se deben seguir:

  • Avisar al propietario: notificar al propietario mediante una vía oficial como un burofax la actividad ilícita que se está desarrollando en su vivienda. De esta forma, el propietario puede iniciar los trámites de desalojo (si tiene okupas) o poner fin al contrato. Asimismo, este deberá pedirle a la Comunidad que lo acrediten.
  • Denunciar en  la policía: y así poner en conocimiento al departamento especializado sobre el tráfico de drogas en ese lugar para que lo investiguen.
  • Si el propietario no toma cartas en el asunto, la Comunidad de Propietarios podrá interponer una demanda judicial contra los inquilinos exigiendo la cesación por el desarrollo de actividades molestas, incívicas, insalubres o prohibidas, además si em propietario ha mantenido una actitud pasiva, la Comunidad de Propietarios podrá reclamarle los daños y perjuicios que haya sufrido, como por ejemplo la rotura de una cerradura de la puerta de entrada al edificio.

Una vez que se desaloja a los narcos o se van de los pisos, es probable que comuniquen a otros grupos que el piso se queda vacío para que monten otro negocio de este tipo. Por eso, es esencial que la Comunidad de Propietarios refuerce la seguridad de sus zonas comunes, de modo que no pueda acceder nadie ajeno al edificio sin autorización, implementando sistemas de control de accesos.

Otra medida diferente a la judicial es negociar económicamente con ellos, ya que la vía judicial es lenta, aunque no siempre acceden.

Si eres propietario o vecino de un narcopiso y tienes dudas sobre los pasos que dar para gestionar los trámites y acabar con esta pesadilla, ponte en contacto con nosotros para ayudarte.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión