Evita colocar una piscina en tu terraza si no quieres problemas este verano


Evita colocar una piscina en tu terraza si no quieres problemas este verano
Prevent Security Systems    14/07/2020

Este año estamos viviendo un verano complicado y muy diferente a los anteriores. El calor está presente, pero no es fácil encontrar un espacio en el que refrescarse, ¿verdad? Por eso muchas personas recurren a colocar piscinas en terrazas a pesar del riesgo que implican.

Es habitual por estas fechas que este tema salga en las noticias, y todos conocemos que existen casos en los que la aventura acaba mal. Pero ¿sabes realmente qué problemas pueden surgir de esta práctica?

Por qué no debes colocar piscinas en terrazas

Las ventas de piscinas se están disparando en las últimas semanas. Muchas personas temen un nuevo confinamiento total. Otras no tienen opciones a otro tipo de ocio este verano. El caso es que las ventas aumentan, y muchos recurren al poco sitio que tienen para colocarlas.

Las terrazas, balcones o superficies salientes de un edificio no están diseñadas para aguantar el peso que supone una masa de agua como la de una piscina.

Son espacios para disfrutar en tiempo de ocio, para utilizar como almacenaje e incluso para tender la ropa. Pero su estructura no está pensada para una carga muy grande, y si abusas de su capacidad puedes acabar provocando grietas, desperfectos en el edificio e incluso derrumbamientos.

Las cifras que debes tener en cuenta

Seguro que más de una vez has leído que sí se puede recurrir a piscinas en terrazas para bebés, o que no sean muy grandes. La verdad es que lo que importa es la masa de agua utilizada, y su peso.

Si utilizas una piscina muy grande pero a penas la llenas un par de centímetros quizá tengas menos peso que en una piscina pequeña llena al 50%. Entonces, ¿cómo puedes saber si tu piscina es apta para la terraza?

La densidad del agua es de un kilo por litro, aproximadamente. Una piscina de tamaño medio llena hasta los 20 centímetros de altura ya supondrán 1200 kilos de peso. Es decir, 400 kilos por metro cuadrado.

Sin embargo, la sobrecarga para una terraza de un edificio de viviendas se valora a partir de 200 kilos por metro cuadrado (aproximadamente). Y además hay que tener en cuenta a las personas que están dentro de la piscina, y el resto de enseres que pueden estar colocados en la terraza.

Reserva y control de aforo para piscinas y zonas recreativas

Puede que a estas alturas tengas en mente que esto se puede compensar con los coeficientes de seguridad y la redistribución de cargas de cada vivienda. Es cierto que las estructuras de los edificios se diseñan para poder redistribuir los pesos y soportar mejor cualquier sobrecarga. Pero el peso de una piscina en la terraza es excesivo incluso teniendo en cuenta estos márgenes.

Por tanto, incluso con una piscina pequeña el riesgo es mucho y las problemas pueden aparecer en cualquier momento. Por eso lo más recomendable es renunciar a las piscinas en terrazas y buscar otras soluciones refrescantes para el verano.

En Prevent queremos ayudarte a disfrutar del verano de forma segura, por eso os recomendamos nuestro artículo sobre cómo disfrutar de la piscina comunitaria sin riesgo de contagios de Covid-19.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión