Vandalismo en Comunidad de Vecinos: Qué es y qué no es un acto vandálico

¿Sabes qué se considera vandalismo y qué no?


¿Sabes qué se considera vandalismo y qué no?
Prevent Security Systems    24/02/2021

En Prevent nos preocupamos mucho por la seguridad de las comunidades de vecinos, más allá de las soluciones que nosotros podemos ofrecer. Y es que una comunidad segura es sinónimo de vecinos tranquilos, felices y con un buen entorno.

Por eso ya hemos hablado en otras ocasiones sobre los robos en domicilios e incluso sobre la okupación. Sin embargo, hemos recibido muchas dudas al respecto a través de nuestros canales de comunicación y nos hemos dado cuenta de que el vandalismo en la Comunidad de Vecino es lo que más preguntas genera.

¿Sabes qué es exactamente un acto vandálico y qué no lo es (por mucho que algo te moleste)? Tener esto claro es muy importante de cara a saber cómo darle respuesta a cada situación.

¿Qué se considera vandalismo en una Comunidad de Vecinos?

En términos legales el vandalismo incluye una gran variedad de actos delictivos de diferentes tipos. Aunque todos ellos se pueden resumir en una sola definición: aquellos actos destinados única y exclusivamente a destruir, alterar o profanar los bienes que pertenece a otra persona.

Una manera sencilla de entenderlo es fijándonos en los graffitis. Si alguien realiza uno sin permiso en la pared de un edificio, claramente es vandalismo. Ya que está alterando y estropeando la pared de un espacio que no es suyo. Sin embargo, cuando este arte callejero se realiza con consentimiento y en espacios destinados a tal fin, no se puede considerar vandalismo.

Por lo tanto, una de las claves es tener claro que los actos vandálicos son aquellos que se realizan en espacios ajenos sin consentimiento y para estropearlos, romperlos, destrozarlos, etc.

Cámaras videovigilancia empresa

El vandalismo en una Comunidad de Vecinos suele contemplar actos como:

  • Daños físicos: En puertas o ventanas u otros elementos comunes. Pueden ser en espacios exteriores, pero también se considera acto vandálico en todo aquello situado en el rellano, la entrada, los pasillos o las zonas comunes.
  • Mal uso del mobiliario: Lo que produce roturas, desperfectos graves… No se incluyen aquí los desgastes por el uso. Por ejemplo, si en una zona común hay un sofá y con el paso del tiempo el asiento y el respaldo están desgastados entra dentro de lo normal. Si por el contrario un día aparece roto por la mitad, es vandalismo.
  • Desperfectos en paredes: Sí, aquí es donde entran los graffitis no deseados, por ejemplo. Pero también cualquier otro desperfecto que estropee la estética del edificio o incluso afecte a la estructura del edificio.
  • Rotura de elementos: De bombillas, buzones o similar. Si debemos sustituir estos elementos por otros nos va a suponer un gasto, y claramente es un acto vandálico.

¿Qué debemos tener en cuenta para frenar el vandalismo?

Obviamente la ley tiene muy en cuenta el vandalismo en Comunidades de Vecinos y en cualquier otro ámbito. Por lo tanto, existen leyes estatales destinadas a cubrir estas situaciones, a las que se refieren como “daños delictivos”, “transgresión maliciosa”, “conducta maliciosa” y otros términos similares.

En función del valor de los daños materiales, el vandalismo puede tipificarse como un delito menor o un delito grave.
Las sanciones suelen incluir multas, penas de prisión en la cárcel o ambos. Además, a una persona culpable de vandalismo se le ordena con frecuencia lavar, reparar o reemplazar los bienes dañados (conocido como “restitución”).

Si el acto vandálico lo han realizado menores de edad, uno de sus padres o tutores legales será el responsable de pagar las multas resultantes de las malas conductas del menor, debido a la responsabilidad parental.

Por tanto, ante el vandalismo en una Comunidad de Vecinos es importante acudir rápidamente a la policía para que pueda tomar cartas en el asunto.

¿Qué no es vandalismo en una Comunidad de Vecinos?

A pesar de que a menudo los vecinos nos pueden molestar, o incluso los visitantes u otras personas que acudan a la comunidad en momentos puntuales, no todo es vandalismo y no se puede tratar como tal.

Hay diferentes situaciones en las que nos podemos encontrar contrariados por la actitud de otros, y sin embargo estas no son actos vandálicos:

  • Excesivo ruido en la comunidad: Por obras, reuniones u otras situaciones. Sí que existen limites del ruido por horas y decibelios, pero supearlo no es vandalismo.
  • Notas o carteles agresivos en zonas comunes: Puede no ser la mejor manera de comunicarse, pero desde luego no es un acto vandálico.
  • Residuos lanzados por la ventana o arrojados a alguna zona de la comunidad: Es una actitud negativa, pero no es vandalismo. Recuerda que para considerarlo como tal se debe dañar la propiedad de un tercero. Un vecino manchando las zonas comunes no cumple ese requisito.

Lo ideal es vivir en una Comunidad de Propietarios con buen ambiente y buenas relaciones entre vecinos. Creemos firmemente que es la clave para tener una comunidad más segura. Pero obviamente no siempre es así. Por eso es mejor estar bien informados del vandalismo, para saber cuándo se debe actuar y cómo.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión