Seguridad en garajes: Te damos los mejores consejos en Prevent

Consejos de Seguridad en garajes comunitarios:


Consejos de Seguridad en garajes comunitarios:
Prevent Security Systems    02/03/2021

Es bastante común pensar que nuestro coche estará a salvo por el mero hecho de encontrarse aparcado en nuestra plaza de garaje, pero esto no necesariamente es siempre así.

Si el garaje no está bien protegido, puede ser de fácil acceso para cualquiera. Por tanto, los ladrones se sentirán más cómodos para perpetrar el robo en su interior, ya que dentro de él no podrán ser sorprendidos por coches patrulla, encontrarán menor tránsito de personas y, en el improbable caso de que se topen con un vecino, tendrán múltiples lugares donde esconderse.

El robo de vehículos no es el único riesgo en un garaje comunitario. Al colarse en el garaje, los ladrones también podrán obtener las piezas más valiosas de los coches como la batería, las llantas, el volante o los espejos retrovisores para su posterior reventa. Además, una vez en el garaje, los ladrones podrán acceder fácilmente a la zona de trasteros para desvalijarlos.

Las mayores amenazas para la seguridad en garajes comunitarios es contar con sistemas de seguridad obsoletos o deficientes, y los descuidos por parte de los usuarios.

Acciones que ponen en riesgo la seguridad en garajes:

Hace tiempo en nuestro blog hablábamos de acciones que pueden perjudicar la convivencia en los garajes comunitarios, o causar conflictos, tales como aparcar dos vehículos en la misma plaza de garaje, ocupar una plaza que no es la nuestra, o usar nuestra plaza de garaje para almacenar en ella diversos enseres.

Sin embargo, hay otra serie de cosas, que aunque no son tan graves pueden comprometer gravemente la seguridad en el garaje comunitario y de nuestro vehículo dentro de él.

1. Dejar la puerta de garaje abierta:

Las prisas no son buenas consejeras. Al entrar o salir del garaje de la comunidad con nuestro vehículo es importante que esperemos a que se cierre la puerta, asegurándonos de que nadie se cuela detrás de nosotros.

2. No dar de baja los mandos perdidos o de antiguos inquilinos:

Si alquilamos nuestra plaza de garaje y cambiamos de inquilinos es importante que demos de baja el mando o tarjeta de los antiguos inquilinos.

Cuantas más personas ajenas a la comunidad tengan copias de los mandos más probable será que se produzca una intrusión. Del mismo modo, si perdemos nuestro mando del garaje o sospechamos que nos lo han podido robar es importante que a la vez que solicitamos un nuevo dispositivo demos de baja el anterior.

3. Dejar tarjetas o mandos para el control de acceso dentro del vehículo:

Es otra práctica habitual que hará tu garaje menos seguro ya que si los ladrones obtienen la tarjeta o el mando de acceso al garaje podrán hacer copias para acceder cuando quieran. Además, si roban un coche con la llave o tarjeta de acceso al garaje en su interior, esto les ayudará a salir del garaje sin levantar sospechas.

4. Dejar el coche abierto:

Aunque parezca un consejo obvio, a veces cuando llegamos a casa muy cargados con la compra o maletas nos podemos dejar abierto el maletero del coche. O, en verano, cuando más aprieta el calor no es tan extraño dejarse alguna ventanilla abierta. Tener cuidado con estas cosas nos hará dejar de ser un blanco fácil para los ladrones.

5. Dejar objetos de valor a la vista en tu vehículo:

A menudo, al llegar a la comunidad de vecinos nos sentimos seguros, como en casa, y bajamos la guardia. Sin embargo, debemos tener presente que no sólo los intrusos son quienes pueden perpetrar robos.

Si dejamos un objeto de valor a plena vista en nuestro coche, podemos llevarnos la desagradable sorpresa de que alguno de los usuarios autorizados de nuestro garaje sea amigo de lo ajeno.

Sistemas de seguridad en garajes comunitarios:

Un buen sistema de seguridad para el garaje debe evitar que entren intrusos en el garaje de nuestra comunidad. Una vez que los ladrones hayan entrado, podrán salir fácilmente a través de las salidas de emergencia con aquello que hayan robado.

Si es suficientemente difícil entrar al garaje de nuestra comunidad o existen formas para identificar a los ladrones y facilitar que sean detenidos es probable que los delincuentes desistan.

1. Sistemas de Control de Acceso para la seguridad en garajes:

Un buen sistema de control de accesos identificará a los usuarios del garaje mediante dispositivos personalizados, con códigos cifrados difíciles de copiar. Las llaves magnéticas y los mandos de garaje convencionales no son dispositivos suficientemente seguros, ya que son fáciles de copiar y en ocasiones el mismo dispositivo sirve para abrir distintos garajes.

2. Sistemas de Videovigilancia:

Es el sistema de seguridad que aporta una mayor disuasión, con él además nos aseguraremos de que los usuarios del garaje respetan las normas. Un sistema de videovigilancia debe estar instalado por una empresa de seguridad homologada, para que se cumpla con el reglamento general de protección de datos (R.G.P.D.) y para que las imágenes captadas puedan ser utilizadas como prueba judicial en caso de producirse un delito.

3. Sistemas de lectura de matrícula:

Es un modo de controlar que sólo acceden usuarios al garaje, mediante la analítica de vídeo, sin embargo, esta solución resulta desaconsejable en caso de que haya usuarios del garaje que utilicen diferentes vehículos o cambien frecuentemente de coche, como aquellas personas que poseen vehículos de empresa.

4. Pulsadores con aviso a la policía:

Si un vecino se encontrase con los ladrones, el robo se podría producir con violencia e intimidación o tornarse en un atraco. Instalar pulsadores de emergencia con aviso a la policía mejorará la seguridad para los usuarios del garaje.

5. Iluminación con sensores de movimiento:

Aunque no se trate de un sistema de seguridad, contar con una buena iluminación en el garaje será un buen método disuasorio contra los robos o actos delictivos. Si la iluminación se activa con sensor de movimiento el efecto disuasor será mayor, y además ahorraremos energía.
La seguridad de nuestro hogar afecta también al resto de espacios de la comunidad de vecinos. Contar con un buen sistema de seguridad en garajes, trasteros o zonas comunes te aportará tranquilidad y facilitará que toda la comunidad permanezca a salvo.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión