Vehículos eléctricos y punto de recarga en el garaje


Vehículos eléctricos y punto de recarga en el garaje
Beatriz Redrado Jiménez - Redactora de elblogenergia.com    24/03/2020

Mucha gente sigue pensando si compensa tener un coche eléctrico. Uno de los problemas o inconvenientes que se nos presentan a la hora de querer comprar un vehículo eléctrico es la posibilidad de cargarlo en un garaje comunitario. A día de hoy existe la posibilidad de instalar un punto de recarga en el garaje, de tal manera que el propietario del coche no debe preocuparse por encontrar puntos determinados en la calle. Además, se trata de un proceso muy sencillo y que se puede disponer a los pocos días de su solicitud.

La apuesta por los vehículos eléctricos

La compra de un vehículo eléctrico en la actualidad implica sumarse al carro de la energía renovable y la del combustible de cero emisiones, puesto que estos medios de transportes destacan por ser menos contaminantes y su mantenimiento, además de ser silenciosos. Obtienen de ayudas económicas y descuentos por parte del Gobierno y las Comunidades Autónomas (CCAA), en su plan por contribuir a una mayor venta de estos turismos sostenibles. Las cifras, por lo tanto, van en aumento.

Gracias a la pegatina ECO, estos vehículos están habilitados para conducir en zonas en las que está prohibida la circulación por altos índices de contaminación y que, por normativa del Gobierno, se restringen al paso.

Sin embargo, una de las preocupaciones que presentan es la escasa red de repostar y el desconocimiento de la ciudadanía por saber si puede instalar un punto de recarga en el garaje que, además, comparte con la comunidad de vecinos. En este sentido, hemos de afirmar que está permitido, siempre y cuando sigas unos determinados pasos:

Cómo instalar un punto de recarga en un garaje comunitario

Como cada vez cobran más presencia no es una mala idea instalar puntos de recarga en el garaje. De hecho, la Ley de Propiedad Horizontal lo ampara, en el caso de que se quiera llevar a cabo el plan. De hecho, puede darse el caso de que muchos de los coches que aparcan a diario en la misma cochera que tú también esté deseando que la comunidad de vecinos apruebe la iniciativa.

La normativa establece en el artículo 17.5 que “la instalación de un punto de recarga de vehículos eléctricos para uso privado en el aparcamiento del edificio, siempre que éste se ubique en una plaza individual de garaje, sólo requerirá la comunicación previa a la comunidad de vecinos”.
Por lo tanto, el primer paso a tener en cuenta es el de informar al presidente y a miembros de la comunidad vecindaria la propuesta de instalar puntos de recarga en el garaje para vehículos eléctricos, pese a que no es necesario su consentimiento. Es decir, la normativa obliga al propietario del vehículo a dar a conocer sus intenciones, pero no a que se lleve a junta y tenga que aprobarse.
Una vez empieza la instalación de este dispositivo de carga de vehículo, este no puede estar ubicado en la entrada de aparcamiento ni tampoco ocupar una plaza ya disponible. De todas maneras, se trata de un mecanismo sencillo, por lo que puede implantarse en la misma plaza en el que el coche se encuentra aparcado.

En el caso de que el garaje comunitario quiera disponer de más de un punto de carga, es necesario que se reorganicen las plazas para evitar el abuso y exceso de cables por la zona. En este sentido, una de las soluciones confiere la instalación de un método de identificación del usuario, capaz de medir el consumo y la tarificación. Asimismo, todos se pueden beneficiar de un punto de recarga y controlar el consumo de su propio coche. Un punto de recarga compartido aporta seguridad y comodidad.

De igual modo, los propietarios de vehículos eléctricos son los que se hacen responsables de los gastos que puedan ocasionar la instalación de puntos de carga en el garaje comunitario. Este montaje va asociado a un contador que debe ponerse en el domicilio del interesado, por lo que obliga a que sea el interesado quien asuma el desembolso.
La normativa, además, obliga al instalador del punto de carga a presentar un Certificado de Instalación Eléctrico (CIE), conocido como Boletín, a las oficinas administrativas de la correspondiente CCAA para que emitir la legalidad y vigencia de la instalación y se proceda a su funcionalidad en los próximos días.

Como hemos dicho antes, las autoridades están realizando un gran esfuerzo porque la ciudadanía apueste cada vez más los coches eléctricos, y los datos lo avalan. Cada vez hay más. Por esta razón, un Real Decreto emitido en el 2014 obliga a todas a todos los edificios de nueva construcción a que dispongan de una preinstalación de puntos de recarga diseñada en el garaje comunitario para vehículos eléctricos, con el fin de que resulte menos complicado para los próximos coches el hecho de montar y reorganizar el aparcamiento.
Además, el Estado sigue aprobando medidas para que la gente se pase al vehículo eléctrico y, por ello, dentro de las nuevas tarifas de electricidad de 2020 habrá muchos cambios destinados a que los vehículos eléctricos cada vez sean más rentables.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión