Tender la ropa en la azotea ¿Es posible en comunidades de vecinos?

¿Se puede tender la ropa en la azotea de tu comunidad de vecinos?


¿Se puede tender la ropa en la azotea de tu comunidad de vecinos?
Prevent Security Systems    20/04/2021

Hoy en día el elevado precio de la vivienda hace que los pisos sean cada vez más pequeños. Si tenemos en cuenta el espacio y que tender la ropa en el interior de la vivienda puede provocar problemas de humedad, tender la ropa puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. Es peor aún si no cuentas con un patio o terraza en el que aprovechar mejor el espacio para tender.

Por ello, muchos edificios comunitarios cuentan con zonas destinadas a esto. Hay soluciones desde tender la ropa en la azotea hasta espacios exclusivos en cada planta del edificio.

¿Es el tendedero de la ropa un elemento común o privativo?

El tendedero se trata de un elemento común. Sin embargo, se considerará un elemento privativo si sólo pueden acceder a él los propietarios de algún piso o local y no todos los vecinos.

Para saber cuál de ellos es el tendedero de nuestra comunidad podremos consultar el Título Constitutivo, ya que, si se especifica, esta definición es la que se deberá tener en cuenta.

  • Tendederos como elementos comunes: Suelen situarse en las azoteas, los gastos de instalación, conservación y mantenimiento se reparten entre todos los vecinos. Para garantizar el buen uso compartido se pueden establecer normas en los estatutos de la comunidad: como horarios, reparto del espacio entre los vecinos, etc.
  • Tendederos como elementos privativos: Suelen encontrarse en las terrazas entre las ventanas que dan al patio interior, aunque también puede estar en la azotea si esta se trata de un elemento privativo. La instalación y mantenimiento de estos elementos correrán a cargo de cada propietario de forma individual.

¿Quién puede tender la ropa en la azotea de la comunidad de vecinos?

  • En caso de que la azotea sea un espacio de uso común, pero no tenga habilitados tendederos, si un propietario o inquilino quiere hacer uso de la azotea para tender la ropa, utilizando su propio tendedero portátil, tendrá que consultar los estatutos de la comunidad, para saber si esta actividad está permitida o prohibida.
  • Si por el contrario se quiere instalar un elemento fijo para tender, se deberá contar con el permiso de los propietarios por unanimidad.
  • Si la azotea es una zona común con tendederos habilitados, los inquilinos tendrán el mismo derecho a hacer uso de esta zona que los propietarios de las viviendas.

¿Es seguro tender la ropa en la azotea de mi edificio?

Una de las principales reticencias a la hora de tender nuestra ropa en tendederos comunes instalados en la azotea de la comunidad es el miedo a que nos sustraigan nuestra ropa, al encontrarse en un espacio al que cualquier vecino, e incluso personas ajenas a la comunidad pueden acceder con relativa facilidad.

Este miedo puede parecer algo absurdo ya que el robo de ropa usada no parece nada lucrativo, sin embargo, es sorprendentemente alto el número de quejas que reciben los administradores de fincas respecto a este tema.

A pesar de que, en la mayor parte de los casos el valor material de la ropa no sea tan alto, es lógico que el que nos desaparezca nos preocupe, ya que se trata de un efecto muy personal.

¿Qué podemos hacer si sospechamos que estamos siendo víctimas de robo?

  • Comprobar que la ropa está siendo robada y no se trata de un extravío: En las azoteas a veces el viento puede ser muy fuerte, y puede llevarse nuestra ropa, asegúrate de poner suficientes pinzas a tu ropa, y habla con tus vecinos para saber si les está ocurriendo lo mismo, y con trabajadores de la comunidad para saber si han encontrado ropa en zonas comunes o en las inmediaciones del edificio.
  • Cerrar siempre la puerta de la azotea: Además de evitar los robos de ropa, si estos los comete una persona ajena a la Comunidad, esta medida ayudará a reforzar la seguridad de los áticos y pisos más altos.
    Pasado un tiempo las cerraduras pierden su eficacia, ya que, si no hay un control, muchas personas pueden tener una copia de la llave sin ser vecinos de la comunidad, por eso una solución es instalar un sistema de control de accesos, con dispositivos que se puedan dar de baja de forma remota.
  • No dejes la ropa demasiado tiempo tendida en la azotea: Esto podría informar a los ladrones de que estás fuera de casa. Además, para evitar tentaciones y disgustos mayores, si tienes alguna prenda especialmente valiosa y llamativa, será mejor que la tiendas en casa, ya que podría ser un reclamo.
  • Instalar cámaras de videovigilancia: Aunque el coste de esta medida pueda ser algo más elevado, nos garantiza una gran eficacia. Los administradores de fincas aseguran que una vez que se instalan las cámaras y gracias a su poder de disuasión los robos de ropa tendida en la azotea desaparecen inmediatamente.
    Para instalar cámaras en zonas comunes de la comunidad de propietarios, como es la azotea, se debe aprobar en Junta de Propietarios, por mayoría de al menos las tres quintas partes de propietarios que posean las tres quintas partes de las cuotas de participación.

En las comunidades de vecinos cada vez es más común compartir espacios y servicios con los vecinos aprovechando las zonas comunes o dando un nuevo uso a espacios antiguos. Por ejemplo, la sala donde se guardaba la caldera de carbón o la antigua portería pueden convertirse en espacios para guardar las bicis.

Habilitar un espacio para tender la ropa en la azotea de manera compartida nos puede proporcionar un desahogo de espacio en nuestra vivienda.

¿Lo habéis planteado en tu comunidad de vecinos?

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión