Los siniestros de otoño en las comunidades de propietarios


Los siniestros de otoño en las comunidades de propietarios
José Silva - Socio fundador y Ex-Director Técnico de José Silva Correduría de Seguros.    16/11/2020

En otoño, los días se hacen más cortos, las noches más frescas y por las calles los primeros vientos fríos hacen volar hojas teñidas de color naranja, rojo o amarillo, que se van depositando en canalizaciones, cubiertas, azoteas, desagües y otras instalaciones. Es época de nuevos propósitos, cambio de armarios, bebidas calientes, castañas y de celebración de festividades y tradiciones como el día de Todos los Santos. También es el momento perfecto para revisar nuestra póliza de seguro de Comunidades de Propietarios, ya que en esta estación comienzan a incrementarse algunos de los siniestros más comunes que acontecen en los edificios de viviendas residenciales, como por ejemplo:

SINIESTROS AGUA

Daños por agua

Los daños por agua son el siniestro más habitual en las Comunidades de Propietarios de nuestro país, habitualmente ocasionados por problemas en la red de saneamiento como atascos o roturas en arquetas, tuberías o pozos, provocados por las lluvias y tormentas.

Debemos ser conscientes de que todos los inmuebles tienen numerosas posibilidades de sufrir un siniestro de este tipo, no solo los más antiguos. Tanto es así que las estadísticas indican que los edificios modernos presentan similares números de incidentes y gastos en reparaciones que los que tienen más de 10 años. No cabe duda de que la prevención es una decisión clave para lograr evitarlos, y por lo tanto una buena política de mantenimiento de la red de saneamiento del edificio es indispensable para prevenir humedades, filtraciones y goteras.

Pero también hay que señalar que la contratación de un Seguro para Comunidades de Propietarios es igualmente un elemento imprescindible de protección, ya que evitará gastos imprevistos que afrontarían todos los propietarios del inmueble en caso de carecer de una póliza de este tipo.

Daños eléctricos

Los siniestros causados por daños eléctricos son los que han experimentado un mayor incremento en los últimos años. La causa principal de este tipo de accidentes suelen ser los cortocircuitos y las subidas de tensión ocasionados por tormentas eléctricas, pero la antigüedad de las instalaciones y las horas de funcionamiento son otras circunstancias que provocan un elevado número de este tipo de percances.

Los Seguros para Comunidades de Propietarios suelen incluir una cobertura especial para este tipo de averías: la garantía de daños eléctricos que puede llegar a cubrir, principalmente, los perjuicios que puedan sufrir las instalaciones eléctricas por combustión sin llama y bienes materiales de las zonas comunes del edificio a causa de este tipo de siniestros que llegan a provocar incendio.

SINIESTROS FUEGO

Incendios

Casi 3 de cada 4 incendios que se producen en nuestro país tienen lugar en el interior de viviendas, sobre todo en la época de otoño-invierno. Principalmente se deben al mal uso de braseros, calefactores o estufas.

En otros casos son los fallos eléctricos en instalaciones deficientes y obsoletas que no soportan la alta demanda puntual. La instalación de sistemas de prevención como los detectores y sistemas de videovigilancia, capaces de generar avisos en los primeros minutos del siniestro, son herramientas efectivas para minorar las consecuencias de un incendio en edificios residenciales.

Las Comunidades de Propietarios deben tomarse muy en serio establecer una política adecuada contra incendios que además de incluir medidas de mantenimiento, protección, señalización y extinción, cuente con la protección de un Seguro Multirriesgo de Comunidades de Propietarios que cubra los daños provocados por las llamas, permita acomodar la vida de sus vecinos que tengan necesidad de evacuar el edificio y ayude a la reconstrucción del inmueble.

Además, debemos tener en cuenta que todo parece apuntar a que las medidas de seguridad para frenar la curva de contagios por coronavirus seguirán activas durante un tiempo. Toques de queda, posibles confinamientos, restricciones de movilidad y teletrabajo nos obligarán a permanecer más tiempo en nuestros hogares este otoño, lo que incrementará los riesgos y, por lo tanto, las posibilidades de que se produzca un siniestro.

Por este motivo, debemos apostar por la prevención y la protección en nuestras Comunidades de Propietarios más que en pasadas temporadas ,y seleccionar muy bien los proveedores que prestarán servicios de reparación y mantenimiento, controlar que todos ellos dispongan de seguros de responsabilidad civil para responder de posibles errores en la ejecución de los trabajos y a sus trabajadores de alta en el régimen de la seguridad social y cuenten con los seguros obligatorios por convenio laboral.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión