Impresioning y otros métodos de los ladrones para entrar en casas

Métodos más utilizados por los ladrones para entrar en domicilios: Impresioning, bumping, resbalón…


Impresioning y métodos para robar
Prevent Security Systems    20/07/2021

En esta época del año, cuando muchos aprovechan para irse de vacaciones, los robos en viviendas se convierten en una de las principales preocupaciones para los propietarios.

En verano, mucha gente viaja, dejando vacía su vivienda habitual, y a menudo nos encontramos noticias sobre robos con fuerza en domicilios perpetrados por bandas especializadas en desvalijar pisos.

En esas noticias se suelen mencionar métodos utilizados por los ladrones o las bandas especializadas para robar en viviendas. A continuación, os explicamos en qué consisten las tácticas más comunes para forzar la entrada de una vivienda: el bumping, el impresioning o el resbalón, y de qué manera podemos evitar que los ladrones las utilicen para acceder a nuestra vivienda.

1# Método de impresioning:

El método del impresioning es una de las técnicas más usadas actualmente por los ladrones que roban en domicilios, es una técnica limpia, que no genera ruido que pueda alertar a los vecinos ni deja señales en la puerta o la cerradura de que esta ha sido forzada.

Para realizar la técnica de impresioning los ladrones deben realizar una labor de investigación y observación de la casa, por lo que para evitar este tipo de robos es conveniente fijarse en nuestra entrada por si los ladrones dejan señales, marcas o testigos.

En la primera fase de este método el ladrón introducirá en el bombín unas láminas muy finas de aluminio, al introducir el propietario su llave, la forma de esta quedará impresa en estas láminas. En la segunda fase del impresioning, el delincuente recuperará las finas láminas de aluminio con la impresión de la llave, y a partir de estas láminas podrá hacer una copia perfecta de la llave.

Algunos robos producidos por la técnica del impresioning se conocen también como robos fantasmas, al no necesitar forzar ni la puerta ni la cerradura, no deja rastros visibles del robo. Si los ladrones son lo bastante cuidadosos también en el interior de la casa, y sustraen los artículos de valor sin desvalijar ni dejar huellas, los propietarios de la casa pueden tardar días o incluso semanas en darse cuenta de que han sido víctimas del robo.

En el mes de mayo se desarticuló una banda que provocó una oleada de estos robos casi imperceptibles en las zonas de Málaga, Marbella y Estepona.

2# Método de bumping:

Este método hace unos años era el más habitual, como ahora lo es el impresioning, sin embargo, y aunque ya se hayan desarrollado soluciones de seguridad como cerraduras anti bumping, este método sigue estando muy vigente y protagonizando múltiples noticias sobre robos en viviendas, como la de la de la banda itinerante que se desplazaba por todo el territorio realizando robos mediante bumping, cuyos miembros fueron detenidos en la provincia de Vigo.

Para abrir una puerta mediante bumping, los ladrones introducen en la cerradura una llave manipulada, que golpean con un martillo para desajustar los pistones del cilindro, permitiendo girar la llave y abrir la puerta. Una de las claves para poder abrir la puerta es poseer una llave bump, lo cual no es dificil ya que hasta se pueden adquirir por internet.

3# Método del Sacacorchos:

Éste no será un método de robo limpio, como el impresioning o el bumping, ya que para llevarlo a cabo hará falta romper la cerradura, se dejarán marcas en la puerta y el ruido al podría alertar a los vecinos de que se está produciendo un robo. Los ladrones no suelen recurrir a este método a no ser que todos los demás hayan fallado.

Para llevarlo a cabo los ladrones taladran el bombillo y colocan en él un tornillo especial para sujetar fuertemente el bombín. Después utilizan un extractor para extraer el bombín, con un increíble poder de tracción.

4# Mediante ganzúa o “magic key”:

Estos artilugios no podrán utilizarse en cerraduras de seguridad, por lo que se considera un método menos efectivo que el impresioning.

Los ladrones introducen la ganzúa en la cerradura, y abrirán la puerta. Este método pierde efectividad si echamos la llave al cerrar nuestra puerta.
las “magic key” son un mecanismo igual que las ganzúas, pero algo más sofisticados, formadas por láminas o escobillas que al introducirse en la cerradura se colocan en las ranuras abriendo la puerta sin dañar la cerradura.

5# Método del resbalón:

Esta técnica es más frecuente de lo que parece, y también muy fácil de evitar, cerrando la puerta con llave. Los ladrones introducen una lámina de plástico, tarjeta o radiografía en el marco de la puerta y así consiguen abrirla en apenas unos segundos.

Si alguna vez se te ha cerrado la puerta de casa con tus llaves dentro y has tenido que llamar a un cerrajero, habrás podido presenciar este método de abrir la puerta (eso sí, con tu permiso), comprobando lo rápido y limpio que es.

Por eso, como recalcamos en nuestros consejos de seguridad, es necesario cerrar la puerta con llave siempre, aunque sólo salgamos de casa un momento, ese rato bastará para que los intrusos puedan colarse a robar.

6# Método de "impresioning" con hilo de lana:

El método del hilo de lana guarda similitudes con el método de impresioning, pero requerirá menos inversión y esfuerzos por parte de los ladrones.

Este método consiste en introducir una pieza de metal fina envuelta e hilos o trocitos de lana dentro del bombín de la cerradura. Los hilos o trocitos de lana se adaptarán para introducirse en las ranuras de la cerradura, haciendo saltar los pistones y abriendo la puerta.

Esta técnica no hace ruidos que puedan alertar a los vecinos, tampoco causa graves y visibles destrozos en la puerta. La colaboración de los vecinos es esencial para alertar a la policía de estos delitos silenciosos.

Hace pocos meses la Policía Local de Alcorcón detuvo a dos personas sorprendidas con las manos en la masa tratando de colarse en una vivienda mediante esta técnica.

7# Método con imanes:

Para llevar a cabo este método, la llave de la vivienda debe estar puesta desde dentro en la cerradura. Es una creencia común pero falsa que nuestra vivienda quedará más protegida, si, cuando nos vamos a dormir, además de cerrar la puerta con llave o echar el pestillo, dejamos nuestra llave dentro de la cerradura, de modo que, si viene alguien del exterior, no pueda introducir un nuevo juego en la cerradura.

Sin embargo, haciendo esto no protegerás tu casa, ya que, además de utilizar el bumping, podrán usar un imán de alta potencia, haciendo girar la llave dentro de la cerradura para abrir la puerta. Este método no dejará rastro de robo ni intento de forzar la puerta.

8# Método de la mirilla:

No es una forma de robo común, y las pocas veces que se produce suele ser en casas vacías o deshabitadas. En este método de robo los ladrones desenroscan la mirilla y por ella introducen un artilugio que les permite abrir la puerta. En la actualidad ya existen mirillas antirrobo.

Cámaras videovigilancia empresa

Algunos de los métodos de esta lista no dejarán ninguna señal de que la puerta haya sido forzada, y resultarán prácticamente imperceptibles, por lo que será difícil demostrar ante el seguro de hogar que se ha producido un robo y que no ha sido un despiste tuyo por haberte dejado la puerta abierta.

En estos casos el seguro de hogar podría no hacerse cargo, o indemnizarte con un importe menor por considerarse un hurto. Por eso es importante que tu Comunidad de Propietarios cuente con cámaras de videovigilancia, gracias a ellas se podrá demostrar cómo se produjo el delito, y será más fácil identificar a sus autores.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión