Cocinas fantasma: ¿Solución de negocio o problema para los vecinos?

¿Qué son las cocinas fantasma y por qué están despertando quejas entre los vecinos?


¿Qué son las cocinas fantasma y por qué están despertando quejas entre los vecinos?
Prevent Security Systems    09/03/2021

Durante la pandemia por Covid-19 muchos negocios han tenido que adaptarse. Han tenido que  buscar nuevas soluciones que permitan continuar con su actividad económica a pesar de las restricciones de movilidad y aforo, u ofreciendo distintas soluciones ante nuevas necesidades surgidas durante la pandemia (Insertar enlace apertura de puertas sin contacto) para hacer la vida de la gente más sencilla.
Uno de los sectores más castigados durante el 2020 ha sido el de la hostelería y restauración, con importantes pérdidas de facturación, desaparición de empleos y cierre de negocios.

Sin embargo, los confinamientos han hecho que el reparto de comida a domicilio aumente entre un 40 y un 50%, esto ha hecho que proliferen especialmente en grandes ciudades como Madrid y Barcelona un nuevo tipo de negocios, dedicados exclusivamente a preparar comida a domicilio, sin un espacio para atender clientes.

Este tipo de negocios reciben el nombre de “cocinas fantasma”, “cocinas oscuras” o “cocinas ciegas”, y al tratarse de una nueva actividad económica, no encaja totalmente con la normativa en vigor, ya que se trata de una actividad intermedia entre la restauración, sin barras ni mesas donde atender a los clientes, y la industria alimentaria.

Mientras las cocinas fantasma pueden resultar un recurso para que negocios de hostelería salgan a flote, también pueden ser una pesadilla para los vecinos que ven estos negocios proliferar en los bajos, o incluso algunos pisos de sus edificios. Los olores, el ajetreo de repartidores, el ruido, e incluso la aparición de plagas (insertar enlace) son algunas de las quejas más recurrentes de los vecinos.

El caso de Prosperidad: un complejo con 38 cocinas fantasma juntas

En el barrio madrileño de Prosperidad está en construcción una colonia de 38 de estas cocinas fantasma. Sin embargo, los vecinos lo viven con preocupación. Temen que todas las obras y el funcionamiento de tal cantidad de maquinaria industrial genere desperfectos en la fachada. La gran salida de humos y la chimenea, más propias de una fábrica que de un restaurante local, se sitúa a pocos metros de las ventanas de los vecinos, alterando gravemente las vistas y generando un grave malestar por los ruidos y olores.

Aunque en ningún otro caso se hayan juntado tantas cocinas fantasma, la acumulación de estas en un mismo barrio, como han denunciado las Asociaciones Vecinales de Tetuán, también crea problemas de ruidos y movilidad por el constante tráfico de motos.

¿Cuáles son los requisitos que deben tener las cocinas fantasma para cumplir la normativa?

La licencia de obra necesaria actualmente para construir cocinas fantasma es la de Uso Industrial. Sin embargo, fuentes municipales del área de urbanismo advierten que para autorizar estas actividades será necesario realizar un estudio de movilidad y la forma en la que afectaría al entorno, contemplándose además la necesidad de plazas para la carga y descarga.

Por su parte también el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) advierten que las cocinas fantasma deberían estar siempre ubicadas en los bajos comerciales, ya que no es factible habilitar un piso para colocar en él este tipo de cocinas industriales, con sus dimensiones y potencia.

En caso de quererse hacer habría que contar con una licencia de actividad concedida por el ayuntamiento, y cambiar el uso de residencial a local, cumpliendo con la normativa específica de la actividad a desarrollar. Estos cambios no siempre se pueden hacer por condiciones de la vivienda en cuanto a acceso, ventilación, salidas de humos…

¿Es necesario el permiso de la comunidad de propietarios para instalar cocinas fantasma en un local?

Alguno de los puntos más complejos para adaptar un local de tal modo que nos permita instalar en él una cocina fantasma son la extracción de humos y la ventilación de estos locales. La normativa obliga a que la chimenea tenga salida al exterior que además debe coronar al edificio en al menos un metro.

Esto implica que un tubo debe recorrer toda la fachada del edificio comunitario, aunque sea a lo largo de una fachada interior. Para ello se debe establecer una servidumbre, y modificarse el título constitutivo. lo que conforme a la Ley de Propiedad Horizontal requeriría un acuerdo unánime por parte de la junta de propietarios.

Además aunque el local contase con todas las licencias para desarrollar su actividad, en caso de que se produzcan molestias a la comunidad tales como ruidos o mal olor, la Comunidad de Propietarios podrá solicitar la cesación de actividad contemplada por la Ley de Propiedad Horizontal.

En conclusión las cocinas fantasma son un nuevo tipo de negocio, y todo apunta a que han venido para quedarse, sin embargo para desarrollar su actividad sin perjudicar a los vecinos, deberán obtener las licencias por parte del Ayuntamiento, adaptar correctamente los locales para dedicarse a esta actividad, obtener los permisos necesarios por parte de la comunidad de propietarios y desarrollar su modelo de negocio de modo que sea compatible con la vida en las ciudades.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión