Autoconsumo y placas solares en Comunidades de Vecinos


Autoconsumo y placas solares en Comunidades de Vecinos
Prevent Security Systems    11/12/2018

Cuando hablamos de autoconsumo eléctrico a menudo se nos viene a la cabeza la imagen de una casa unifamiliar, alejada de centros urbanos, con placas solares instaladas sobre el tejado. Sin embargo, esta escena es algo poco habitual en España, ya que somos el país de la unión europea donde mayor es el porcentaje de personas que viven en edificios compartidos (el 65% de la población).

La escasa información y las pocas medidas para motivar el autoconsumo junto con las trabas legales y los altos gastos de gestión quizá sean la causa de que en España el número de auto consumidores apenas supere el millar, a pesar de ser uno de los países europeos con más horas de sol.

Pero eso podría cambiar tras la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que anula la prohibición del uso compartido de instalaciones para el autoconsumo en Comunidades de Propietarios recogida en el Real decreto 900/2015 y el “impuesto al sol”. Además, en estos últimos días, hemos sabido que el Gobierno Regional de Madrid, dentro del Plan de Impulso de Instalaciones de Autoconsumo Fotovoltaico en el Sector Residencial, destinará un total de 170.000€ a incentivar la instalación de módulos solares para el autoconsumo de energía eléctrica, tanto en comunidades de vecinos como en viviendas particulares.

Antes de esta reforma legal, la producción de energía eléctrica quedaba limitada a consumidores individuales, haciendo inviable este modelo energético en edificios de pisos por los altos gastos de gestión y los problemas a la hora de dividir el espacio común para uso particular.

Con la nueva reforma legislativa, se abren las puertas a instalar de forma conjunta los paneles solares, así como a la posibilidad de compartir la energía eléctrica generada. Sin embargo, esta sentencia no se aplicará de manera inmediata ya que gran parte de la regulación dependerá de la legislación de cada comunidad autónoma, además hay algunas restricciones que aún siguen vigentes.

La más importante es el límite de consumo por cuotas, si se comparte una instalación a cada vecino le corresponderá una parte proporcional de los kilovatios que esta genere. Así, si un vecino no consume los kilovatios que le corresponden, estos no podrán ser aprovechados por los demás vecinos y deberán ser volcados a la red, para que los utilicen las eléctricas.

Otra restricción es que la instalación de autoconsumo debe estar ubicada exactamente en el mismo punto donde se consume la energía, si la azotea de un edificio no es buen lugar para los paneles, pero a pocos metros hay un lugar idóneo, no se podría llevar a cabo la instalación.

Incluso con estos problemas que aún se deben resolver, apostar por el autoconsumo en tu comunidad puede aportarte múltiples ventajas entre las que se encuentran:

⇒ Consumo de una energía limpia y renovable, ayudando a la sostenibilidad y reduciendo la emisión de gases nocivos a la atmosfera.

⇒ Ahorro económico y energético que supondrá para los vecinos a medio-largo plazo el producir su propia electricidad y agua caliente.

⇒ En España se pueden llegar a superar las 2800 horas de sol a lo largo de un año, con lo que se garantiza el aprovechamiento de la instalación y la amortización de la inversión inicial.

⇒ Las viviendas con placas solares se revalorizan sobre las que cuentan con instalaciones eléctricas convencionales.

Para compartir el uso de los paneles solares entre los propietarios del bloque, la electricidad generada se conecta a la red interna del edificio, y se distribuye hacia los pisos que estén consumiendo, el contador de las placas medirá la energía producida, mientras que los contadores individuales medirán la que cada vecino consuma, luego la compañía eléctrica descontará los kilovatios producidos en la factura de los vecinos.

También se podrá utilizar la energía producida por esta infraestructura para abastecer las zonas comunes, los ascensores y la piscina, reduciendo así los gastos de la comunidad.

Si consideras que es buena idea implantar paneles solares en tu comunidad de vecinos deberás llevar la propuesta a junta de propietarios.

De acuerdo con el artículo 17.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, la instalación de paneles solares en la comunidad de propietarios podrá ser solicitada por cualquier propietario, y deberá ser aprobada por un tercio de los integrantes de la comunidad, que a su vez representen un tercio de las cuotas de participación.

Sin embargo, la comunidad no podrá cobrar ningún coste de instalación o mantenimiento de esta infraestructura a quienes no hayan votado expresamente a favor en junta de propietarios.

Si posteriormente aquellos propietarios que no hubieran votado a favor requieren aprovechar de algún modo la infraestructura, podrán hacerlo abonando aquello que les hubo correspondido.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión