¿Cómo ahorrar agua en nuestra vivienda?


¿Cómo ahorrar agua en nuestra vivienda?
Prevent Security Systems    11/12/2019

Tras las últimas lluvias en España, puede generarse una falsa sensación de que hemos dejado atrás los graves problemas de sequía, nada más lejos de la realidad… la capacidad media de los embalses a 10 de diciembre es del 47,58% cuando en la misma semana de 2018 era del 55,29% y la media de los últimos 10 años es del 56,49%, por lo que la situación continúa siendo alarmante. No podemos controlar las precipitaciones (al menos de momento…) pero sí podemos controlar el consumo de agua. Así que coincidiendo con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), os presentamos una serie de sencillos consejos para ahorrar agua en nuestra vivienda: 

No dejar los grifos abiertos
Todavía existe la mala costumbre en muchos hogares de dejar los grifos abiertos mientras nos lavamos los dientes o nos afeitamos, una mala práctica con la que podemos derrochar hasta 30 litros de agua al día.

Una ducha mejor que un baño
Una ducha rápida en lugar de llenar la bañera es la forma más sencilla y eficiente de ahorrar agua. Se estima que una familia puede ahorrar 400 litros de media cambiando este hábito.

Cisternas de doble descarga
Este tipo de cisternas disponen de un sistema que permite dos tipos de descarga, una descarga parcial de 3 litros y una total de 6 litros, incluso algunos modelos permiten interrumpir la descarga antes de que finalice. De esta manera, se pueden ahorrar al menos 3 litros por uso, lo que supone un importante ahorro a lo largo del año.

Controlar las fugas
Grifos que gotean, cisterna que pierde agua… en algunos casos la pérdida puede resultar insignificante y por eso no le prestamos atención, pero una fuga continua, aunque sea un simple goteo, supone muchos litros de agua al año.

Aireadores en los grifos
Los aireadores son unas pequeñas piezas que se instalan de forma sencilla en las bocas de los grifos y mezclan el agua con el aire, de manera que la sensación de presión y caudal es la misma, pero el ahorro de agua es muy significativo. Se pueden colocar en los grifos del lavabo, del fregadero, del bidé etc. La mayoría de los grifos que podemos encontrar en el mercado, suelen incluir aireadores de serie.  

Apostar por electrodomésticos de bajo consumo
Las lavadoras y los lavavajillas con clasificación energética A+, A++ o A+++ pueden ahorrar hasta un 50% del consumo de agua, son más eficientes y permiten adaptar el consumo a la carga. Cambiar de electrodomésticos puede resultar un gasto de inicio, pero a la larga es una inversión, ya que ahorraremos tanto en el recibo de la luz como en el del agua. 

Regar de forma responsable
Si queremos mantener vivas nuestras plantas y verde nuestro jardín, no nos queda otra opción más que regar, pero si lo hacemos de forma responsable podemos ahorrar grandes cantidades de agua. Podemos aprovechar el agua de lluvia, regar durante las horas de menor calor, utilizar sistemas de riego eficientes (riego por goteo, “mulching” etc.) y aunque resulte evidente… ¡no regar los días de lluvia! ¿Quién no ha visto alguna vez el riego automático funcionando durante una intensa lluvia? Debemos ser responsables y pararlo si hay previsión de lluvia.

0 Comentario(s)

Se el primero en dejar un comentario

Debes inciar sesión parea dejar tu comentario. Ir a iniciar sesión